¿Qué es?

Se realiza en la misma cabina que la audiometría tonal y con los mismo auriculares pero en lugar de oír sonidos, el paciente oirá palabras que deberá repetir.

Una queja frecuente de las personas que tienen problemas de audición es que oyen pero no entienden. Esta prueba se realiza con el fin de medir esa queja y poder diagnosticar con más precisión pero también para valorar el uso y adaptación  de audífonos.