¿Qué es?

Para evitar que quede un rostro inexpresivo prefiero relajar, más que paralizar los músculos seleccionados, consiguiendo así un efecto mucho más natural.

El tratamiento se realiza tras la aplicación de frío local para disminuir las molestias siendo muy bien tolerado.En 15-30 minutos el tratamiento está completado y puedes volver a tu vida normal tomando una serie de precauciones, como no tomar el sol o exponerte a calor intenso las primeras 48 horas, evitar masajearte la zona donde se ha colocado la toxina para que no migre a otras áreas o dormir apoyada sobre la frente o ponerte un casco.

La duración de los efectos oscila entre los 4-6 meses.