¿Qué es?

El origen de las apneas puede ser múltiple: nasal, faríngeo, laríngeo, craneofacial, etc. El diagnóstico requiere una historia clínica completa, exploración física con realización de fibrolaringoscopia y una Polisomnografía Cardio-Respiratoria, que es la prueba definitiva y que consiste en dormir una noche en un “Laboratorio de Sueño” controlando diferentes parámetros corporales.

image.alt

Tratamientos

El tratamiento es personalizado para cada paciente, en dependencia de factores como la edad, la gravedad del proceso, las patologías asociadas, etc, y puede pasar por medidas sencillas (posturales, modificar hábitos del sueño, pérdida de peso, etc.) a medidas más elaboradas como utilización de mascarilla de aire a presión durante la noche (CPAP) o determinadas cirugías.