Instituto de Otología García-Ibáñez
IOGI

Reflujo Faringo-Laríngeo


Se trata del paso de ácido del estómago hacia la parte inferior de la garganta. En un porcentaje muy elevado de los pacientes este hecho pasa desapercibido, sin referir la sensación conocida de “ardor” del estómago. La acidez de estos líquidos termina irritando la sensible mucosa faringo-laríngea, pudiendo producir síntomas como tos, sensación de cuerpo extraño, carraspeo, cambios en la voz, etc. El diagnóstico definitivo se realiza mediante la medición del PH en el área faringo-laríngea durante 24 horas, aunque al ser una prueba que causa cierta molestia por tener que llevar una sondita en la nariz durante 24 horas, si los síntomas son compatibles con este cuadro clínico muchas veces su especialista le pondrá el tratamiento directamente. El tratamiento incluye mejorar los hábitos dietéticos y tratamiento médico.

El reflujo faringo-laríngeo es el movimiento retrógrado de ácido y enzimas estomacales hacia la parte baja de la garganta. En su mayoría los pacientes no se percatan de este proceso y además, a diferencia de los pacientes con enfermedad por reflujo gastro-esofágico, sólo un 35% tienen sensación de ardor en la boca del estómago. Este contenido gástrico irrita la cubierta mucosa de esta zona produciendo laringitis, alteraciones de la voz, carraspeo, tos seca, dolor y sensación de cuerpo extraño en garganta. El tratamiento debe contar con medidas de prevención que se llevan a cabo durante la actividad diaria, modificaciones en la dieta y medicamentos bloqueadores de la producción de ácido estomacal.

Reflujo Faringo-Laríngeo