Instituto de Otología García-Ibáñez
IOGI

Disfonía

Se llama disfonía a cualquier cambio en la calidad de la voz, sin llegar a la imposibilidad de emisión de la misma, en cuyo caso hablamos de Afonía.
Son muchas las posibles causas, pudiendo estar el motivo en la propia laringe o en otros órganos, cercanos o no, como es el caso de las disfonías centrales o neurológicas.
Puede ser consecuencia de factores ambientales (tabaco u otros tóxicos) o medicaciones y tener un carácter benigno (que es lo más frecuente) o maligno.
Cualquier disfonía de más de una semana de evolución, sobre todo si el paciente es fumador o consume alcohol, o episodios repetidos de disfonía, debe ser valorada por el Otorrinolaringólogo para hacer un diagnóstico precoz.
La exploración laríngea es sencilla, se realiza en la consulta, pudiendo reanudar normalmente la actividad diaria tras la prueba. Puede hacerse mediante un espejillo laríngeo, o mediante distintos tipos de endoscopios que pueden introducirse por la nariz
(fibroscopio flexible, de 2mm. de diámetro) o por la boca (epifaringoscopio, que solo se introduce en la boca hasta la zona de las amígdalas) y que no requiere preparación alguna, excepto la colocación de anestesia en la nariz o en la boca (sin necesidad de
pinchar).

La exploración puede combinarse con la utilización de luz estroboscópica para explorar con mayor precisión la vibración cordal y establecer determinados diagnósticos.

Disfonía